Si te cuesta comenzar a poner orden en tu hogar ¡este es tu post!

Hoy publicamos este post porque nos habéis hecho llegar en varias ocasiones que lo difícil es “el ponerse” y comenzar a poner orden, ya sea por pereza, falta de tiempo o por no saber por dónde comenzar con la tarea.

Antes de mostraros las claves para comenzar de la forma correcta y con energía, vamos a hacer un breve apunte que te va a hacer reflexionar: Seguramente hayas demorado en varias ocasiones la labor de poner orden en tu hogar, incluso nos atrevemos a decir que muchas de estas ocasiones han terminado en intento y no has llegado a ejecutar la tarea. Pues bien, queremos señalar muy mucho que hoy es el momento de poner orden. Nuestra primera propuesta para comenzar con el orden es: simplemente comienza.

Nosotras te recomendamos que te pongas en marcha lo antes posible. Luego, con las claves que te mostraremos más adelante, te guiaremos y enseñaremos los primeros pasos a seguir para que el chute de energía que experimentes nada más comenzar con la tarea, haga que termines con toda la labor en un abrir y cerrar de ojos.

Ahora es el momento, no busques el momento para hacerlo. Nunca es el momento adecuado para poner orden en nuestro hogar. Nos parece una tarea demasiado imponente que debemos planificar con esmero. Siempre encontramos tareas prioritarias y vamos procrastinando más y más el orden y la organización, sin tener en cuenta la oportunidad que estamos desaprovechando. Además, tendemos a pensar que el desorden con el que vivimos no es para tanto y puede esperar un día más. Y vamos dejando escapar, un día tras otro los grandes beneficios del orden.

También queremos puntualizar que si lo estás demorando por falta de tiempo, con más razón tienes que poner solución a esta situación.

Con orden, tendrás todo bajo control y podrás disfrutar de mucho más tiempo libre. Tu organización y productividad tomarán un impulso importante dando paso a una sensación de calma y serenidad. Esto es justamente lo que necesitamos.

Y ahora sí, las siguientes propuestas te ayudarán a comenzar con buen pie el orden esperado:

Comienza por espacios pequeños de contenido “no muy especial”

 Así te costará muy poco comenzar e irás ganando confianza. Un espacio pequeño como tu mesa de trabajo o el cajón desastre, son espacios ideales para comenzar a poner orden en tu hogar. De contenido “no muy especial” nos referimos a los recuerdos, fotografías, regalos e incluso los complementos, que son a las prendas a las que más nos apegamos.

Ordena por categorías

Tenemos que tener muy en cuenta la gran aportación de la maestra del orden Mary Kondo. Sin duda, guardar y organizar todas nuestras cosas por categorías facilita la tarea. De esta forma sabrás todo lo que posees de la misma categoría, será más fácil elegir el elemento preciso y además, te permitirá mantener el orden a raja tabla durante mucho tiempo.

Con esto nos referimos a que lo ideal es guardar todos tus libros en un mismo lugar, todas tus joyas en tu joyero, todo el material de oficina en el mismo cajón… y así con todas tus posesiones. Te permitirá encontrar lo que justamente necesitas en el momento que lo necesitas.

Haz que cada día cuente

Ponte las cosas fáciles. Dedicando muy pocos minutos al día a mantener el orden y con unos tips muy sencillos mantener el orden en tu hogar será cosa de todos y simplificarás la tarea. Te contamos algunos de estos tips:

  • Haz tu cama cada día. Es un pequeño gesto que evitará la sensación de desorden y es ¡un minuto!
  • Automatiza tus tareas y ordenarás muy rápidamente. Escribe tu rutina de tareas y déjalas en un lugar visible, como en el frigorífico. Así no tendrás olvidos y en pocos días te saldrán de forma natural cada una de ellas.
  • Recuerda que la única forma de mantener tu hogar ordenado es guardando cada cosa en su sitio. Asignar un lugar para cada una de tus cosas es muy importante. No solo encontrarás todas tus cosas rápidamente sino que la limpieza será mucho más rápida.

Nada más entrar en casa, guarda tus objetos personales, cuelga tu bolso y tu abrigo. Evita la acumulación en el recibidor.

  • Utiliza pequeñas cajitas para organizar y clasificar pequeños objetos. Te ayudarán a mantener el orden de estos objetos que suelen terminar desperdigados por toda la casa, como el pequeño material de oficina, las gomitas y pinzas del pelo o pequeños tarros de cosméticos.
  • Tira los objetos que estén caducados o que ya no utilices. Sin miramientos. De lo contrario, la acumulación será mayor en muy poco tiempo.
  • Mantener las encimeras los más despejadas posibles es un truco que funciona. Se limpian de una pasada y la sensación de orden es inmediata.

Estamos seguras que estos consejos te darán un buen empujón para conseguir el orden que siempre quisiste.

Recuerda: en el libro del Método HOMY hablamos de otros muchos temas relacionados con la organización familiar, como planificación de tareas, productividad personal, batchcooking…

Nuestro objetivo es que disfrutes de más tiempo libre, un asunto con el que seguimos luchando cada día.

Disfruta de los beneficios que te aportarán el orden.

Equipo homy

Un hogar ordenado con niños es posible

En el post de hoy os mostramos algunos trucos para que vuestro hogar se mantenga ordenado, a pesar de los pequeños momentos de caos que vuestros pequeños puedan ocasionar con sus juguetes

Entendemos que penséis que es complicado mantener el orden en un hogar con niños. Pero no es así, es mucho más sencillo de lo que parece.

Comencemos con una buena limpieza de juguetes

Estamos seguras de que habéis pensado más de una vez que tenéis demasiados juguetes en casa. Y que cada vez acumuláis más y más. Demasiados regalos para su cumpleaños, día de Reyes, por lo bien que se portó… Tranquilos, a todos nos sucede y muchas veces sentimos que la situación se nos escapa de las manos.

Para comenzar a poner orden es imprescindible que hagamos una buena limpieza de juguetes. Seguro que guardáis algunos juguetes con los que ya no juegan o se han cansado de ellos, incluso algunos que les faltan piezas o no están en buen estado. Ahora es el momento para donar los juguetes que se puedan aprovechar y tirar los que no funcionan o están escacharrados. De esta forma enseñaremos a nuestros hijos que los juguetes vienen y van, que donándolos, otros niños pueden jugar y seguir disfrutando de ellos. Además, las Navidades están a la vuelta de la esquina y la acumulación será mayor.

En cuanto hagáis la necesaria limpieza sentiréis cierta sensación de control. Ahora estáis listos para comenzar a poner orden y transmitírselo a vuestros hijos de una forma sencilla y divertida.

El gran truco: simplifica la tarea de recoger

Cuando un niño termina de jugar, no se para a pensar donde tiene que guardar su juguete. Ya tiene bastante con recoger, unir o recolectar las pequeñas piezas que lo compone. Simplemente tiene que saber dónde se guarda y nosotros somos los responsables de hacérselo saber. Seguramente tengamos que recordarle en varias ocasiones dónde hay que guardar cada una de sus cosas. Pero una vez que lo haya aprendido será muy sencillo.

A partir de los 15-18 meses pueden comenzar a guardar algunos de sus juguetes. Y poco a poco se irán sintiendo orgullosos de tomar las riendas de la tarea.

El truco es simplificar la tarea de recoger creando 3 o 4 espacios donde puedan guardar sus cosas; los juegos en el cajón, los disfraces en el baúl, los cuentos en la estantería de su habitación, los accesorios de la cocinita en los cajones de la propia cocinita y el resto de juguetes en el cesto grande. Por ejemplo.

Cuanto más sencilla sea la clasificación y accesible sea para ellos los lugares dónde tienen que guardar sus juguetes más fácil será la tarea.

Guardar por categorías

Guardar sus juguetes por categorías les ayudará a recordar de forma rápida y sin esfuerzo el lugar de cada una de sus cosas. Sus cuentos en un solo lugar, si los guardáis en varias zonas de la casa, les confundiréis. Sus pinturas junto a sus cuadernos de colorear o en el porta lapiceros de su mesa. Así con todo.

¡Ánimo!

Un consejo que funciona para animar a los niños a tomar las riendas del orden es comentar lo bien que lo están haciendo. También podemos recordarles que su habitación recogida está mucho más bonita y despejada para jugar con más espacio. Enseñarles a recoger con una actitud positiva y creando un momento divertido es fundamental para que cuando llegue la hora de la tarea ellos lo hagan con alegría. También funciona cantar mientras se lleva a cabo la tarea de recoger. Esto les gusta mucho y hace mucho más divertido el trabajo.

Es momento de cambiar el chip

Con esto nos referimos a que es importante que tomemos consciencia de la situación para poner freno a la entrada masiva de juguetes en nuestra vida. Tenemos que mostrar a nuestros hijos diferentes alternativas como regalo. Una divertida actividad familiar es de los mejores regalos que se pueden tener; unas entradas de cine, un curso de cocina para todos o ir a un parque temático puede ser experiencias inolvidables para ellos.

Así, iremos poco a poco trasmitiendo a nuestros hijos un consumo responsable y evitaremos las dinámicas consumistas que los adultos tenemos interiorizadas.

¡Nos vemos el próximo lunes por aquí!

El equipo Homy