Hábito de tareas en familia: un buen momento para adoptarlo

Hábito de tareas en familia

¡Hola! Hoy os queríamos animar a adquirir, definitivamente, el hábito de tareas en familia. Porque el hogar es cosa de todos, y todos tenemos que poner de nuestra parte en su cuidado y mantenimiento.

Sabemos que cuesta transmitir este mensaje a todos los miembros de la familia. Y que se acepte y que se interiorice. Pero es un trabajo que no debemos dejar de lado, que debemos intentar, porque el beneficio será total y de todos.

Piensa en una rutina que pueda mantenerse

Bien, ahora estamos en tiempos de confinamiento. Estamos todos en casa y podríamos empezar a repartir las tareas de manera sencilla y general. Sin horas, sin rutinas, sin nada más.

Pero lo que pretendemos es que esto sea un hábito que se mantenga después, cuando poco a poco la vida vuelva a su normalidad. Así que lo mejor es pensar en nuestros horarios y en nuestro día a día.

Hábito de tareas en familia

¿Qué tenemos que hacer?

Lo primero, como siempre recomendamos, es que hagáis una lista con todas las cosas que se tienen que hacer en casa. Sí, todas. Diarias, semanales, mensuales… ¿Te parecen muchas? Eso es lo que pretendemos, que seamos conscientes de la cantidad de trabajo que se esconde detrás de los hogares.

Así, el día en que te sientes a establecer el reparto de tareas, todos podrán entender por qué necesitamos que esto sea así. Y también, repartiremos de mejor manera, por qué no, por afinidad con la tarea (como veremos más adelante).

Repartir tareas y temporalidad

Vale, ya tenemos todas las tareas delante. Vamos a repartirlas.

  • Los niños pueden participar en el cuidado del hogar de forma activa. En nuestro libro tienes actividades para cada edad, pero simplemente podemos sacarlas observándoles a ellos. Poner y quitar la mesa, recoger su ropa cuando se vistan, recoger las toallas del baño, ayudarnos a tender… Muchas hasta pueden entretenerles.
  • Reparto por afinidad. Si a un miembro de la familia le gusta cocinar, ¿no sería mejor que hiciera eso? Preguntemos qué nos apetece hacer a cada uno en casa. Podemos repartir primero las tareas que motiven y, después, el resto.
  • Reparto por tiempo disponible. También tener en cuenta los horarios de trabajo, colegios o extraescolares para ser conscientes del tiempo real del que disponemos cada uno.

Hábito de tareas en familia

Hábito de tareas en familia: Negociar tiempos

Lo mejor es que no tengamos horarios fijos e inflexibles de tareas. Puede que un día me apetezca limpiar la cocina justo después de comer y que otro día me encuentre agotada y lo haga a media tarde. E igual que eso, cualquier tarea.

Pero no por ello puedo dejarla dos días sin limpiar. Por tanto, negociar con toda la familia una línea de tiempo flexible pero lógica para cada uno. Si hay que poner una lavadora con los uniformes, no se puede poner el domingo por la tarde porque no se secaría.

Esto depende de la tarea y de quien la realice, pero nos afecta a todos. Por eso es tan importante que el Hábito de tareas en familia se haga por completo así, en familia.

Planning semanal por escrito

Y llegado el momento, un planning semanal os ayudará a mantener por escrito, y a la vista, ese compromiso familiar.

Buenas rutinas de mañana y noche

No olvides que, en la clave de lo que hacemos, está escondido lo que hacemos antes de dormir y nada más levantarnos. Todos en la familia.

Revisad vuestras rutinas y ponedlas a favor de la familia. Hacer la ronda de recogida nocturna cada miembro, dejar las cosas preparadas antes de acostarnos, dejar las cosas recogidas antes de irnos, las camas hechas…

Hábito de tareas en familia

Ni ser perfeccionistas, ni quitar importancia

Quizá lo que más nos cueste sea encontrar un punto medio para todos. Igual algún miembro de la familia es ultra perfeccionista y se tensa cuando otro hace la tarea. Porque lo vea peor hecho, porque él lo haría de otra forma…

El perfeccionismo debe quedar a un lado si queremos llevar la casa entre todos. Cada uno tiene un estilo y debemos aceptar y entenderlos todos. Así evitaremos roces o peleas innecesarios.

El otro extremo sería la dejadez, o quitar importancia a las cosas. Por ejemplo, si los niños tienen que ordenar su armario, no es lo mismo colgar los pantalones que meterlos hechos una bola. Aunque en ambas nosotros no los veamos y estén «guardados», una cosa es no ser perfeccionista y la otra es la dejadez.

¿Cómo llegamos a este punto? Con conversación. Hablando mucho con los nuestros sobre todos estos aspectos.

Tarea del hogar

Empatía para el hábito de tareas en familia los cambios no son sencillos

Al final este cambio, si no es una costumbre en el hogar, puede ser bastante grande. Así que podemos intentar entender y empatizar con todos los miembros, agradeciendo el esfuerzo y los avances que se van haciendo.

Siempre vamos a defender que el hogar es de todos, por lo que su cuidado también debe ser cosa de todos. Y aunque no sea sencillo de lograr, es posible. Por nosotros, y por nuestros hijos.

Un abrazo confinado y te esperamos en nuestras redes,

El equipo Homy

Consejos para trabajar desde casa (sí, y con niños)

Consejos para trabajar desde casa

¡Hola ! ¿Cómo estáis pasando estos días? Hoy os traemos un post con consejos para trabajar desde casa, porque sabemos lo que cuesta.

En esta época de incertidumbre y alarma, la mayoría de nosotros hemos tenido que trasladar el trabajo a casa. Quizá ya eras autónomo y es tu día a día, pero para personas que no lo han hecho nunca, puede no ser tan fácil como parece.

Además, a esta situación le sumamos la ausencia de colegios y guarderías y, por tanto, el tener que compaginar también el cuidado de los niños. Así que esperamos que esta serie de consejos para trabajar desde casa os haga más sencilla esta cuarentena. ¡Y ánimo!

Mantener la rutina de mañana, y vestirnos para el momento

Sabemos que cuando estamos en casa nos apetece estar lo más cómodos posible. De hecho, algún fin de semana que otro, el pijama nos acompaña todo el día. Sin embargo, si esta va a ser nuestra vida durante varias semanas, tenemos que tomar algunos cambios.

Intenta mantener tu rutina de mañana igual que si fueras a salir. Lo que implica tomar un buen desayuno, asearte y mantener tu rutina facial (incluso maquillaje, si te gusta) y, por supuesto, vestirte. Puedes estar cómodo/a con unos vaqueros y una camiseta, pero te ayudará a tener la sensación de que el día (y el trabajo) comienzan.

Consejos para trabajar desde casa

Esto también se aplica a las tardes o los descansos. Ponte un chandal para hacer algo de deporte o para descansar en el sofá después de comer. Igual te parece absurdo cambiarte de ropa estando todo el día en tu propia casa, pero nuestra mente cambia el chip solo con lo que llevamos puesto.

Planifica los horarios en familia

Si en casa teletrabajais los adultos, tendremos que planificar los horarios para poder asumir el cargo de los niños sin que eso afecte a nuestro trabajo.

Tratar de trabajar con los niños sin ninguna ayuda puede ser muy complicado. Si no tenemos más remedio, tendremos que coger paciencia y buscar actividades con las que puedan entretenerse solos, aunque según que edad tengan es complicado.

Así que, siempre que seamos más de uno, hacer turnos de trabajo será lo ideal.

Consejos para trabajar desde casa

Sé consciente de el tiempo que te lleva cada acción

Este tip de organización es uno de los principales siempre. Si tienes que organizar bien el tiempo en algún momento, es ahora. Para saber a donde llegas o donde no, analiza bien las acciones o trabajo pendiente y cuánto tiempo (del real, no del utópico) puede llevarte.

De esta forma te comprometerás solo a lo que puedes hacer o serás sincero en cuanto a tiempos de trabajo, respetando la profesionalidad que se necesita.

Un lugar de trabajo adecuado (y aislado)

Sí, este es un gran problema. Sin embargo, podemos tratar de encontrar algún rincón de la casa donde colocar nuestro «despacho» temporal y que, preferiblemente, esté fácilmente aislado de los peques.

Consejos para trabajar desde casa

Así, cuando sea nuestro turno para trabajar, basta con cerrar la puerta para comenzar esa jornada y poder centrarte y evitar distracciones.

No necesitas un escritorio perfecto, simplemente un lugar donde estar aislado y concentrado en tu jornada. Aunque normalmente no dispongas de algo así, la mesa de la cocina, por ejemplo, sería suficiente si en ella puedes estar agusto.

Sin embargo, si tu trabajo habitual es desde casa, sí te recomendamos una zona de trabajo limpia, ordenada y que se mantenga siempre estable y sólo dedicada al trabajo. Esto te ayudará a entrar en el modo «work» y a olvidarte del resto.

Evita distracciones

Parece bastante obvio, pero cuando estamos en casa podemos llegar a sufrir más distracciones que cuando trabajamos fuera. ¿No te lo crees? Pueden distraerte los niños como hemos dicho, las notificaciones del móvil, las tareas de la casa que aún no te ha dado tiempo a hacer…

Desconecta toda notificación, evita redes sociales y noticias, limpia y ordena tu habitación de trabajo antes de ponerte y trabaja concentrado para aprovechar al máximo el tiempo que le estés dedicando.

Homework

Haz descansos y ¡muévete!

Si tus jornadas son de ocho horas, intenta descansar de vez en cuando. Muévete, desconecta un poco la mente, cambia de cuarto o sal a la terraza.

Muchas veces la productividad se ve reducida por el cansancio, y este se puede evitar con pequeños descansos acotados por nosotros. Controla el tiempo de descanso y evita entrar en redes sociales (nuestro mayor ladrón de tiempo). Aprovecha y camina o estira.

El trabajo es igual de importante: consejos para trabajar desde casa

En ocasiones parece que el ser autónomo o trabajar desde casa es menos importante y es un trabajo que «puede esperar» porque tú te gestionas tu tiempo.

Respeta tu trabajo y respeta tus tiempos para evitar estrés laboral o tener que trabajar por la noche sacrificando así horas de sueño que necesitas para reponer. El trabajo en casa es igual de importante, pero créetelo tú primero.

Paciencia

El mejor de los consejos para trabajar desde casa que os podremos dar siempre es este. Tened paciencia.

Si nunca has trabajado desde casa, el cambio puede ser muy grande. No se parece en nada a tener una rutina, horarios, lugar y compañeros fijos con los que, además, socializas. Puede ser un trabajo más duro y solitario, pero también está lleno de ventajas.

Céntrate en lo que encuentres positivo de la situación y en qué puedes hacer para crecer en este tipo de forma de trabajar. Prueba rutinas, horarios e intenta mejorarlos sin desanimarte por el camino.

Esperamos que consigáis una forma de trabajar cómoda y feliz. Nos vemos en nuestras redes.

Mucho ánimo,

El equipo Homy.

Tips para hacer la compra con niños

Tips para hacer la compra con niños

¡Hola! Hace un par de semanas os dejamos un post con una serie de consejos para hacer mejor la compra. Y gracias a unos stories que creamos, hemos traído los mejores tips para hacer la compra con niños.

Si nos sigues en Instagram en @metodohomy, podrás participar en esta comunidad tan bonita que estamos creando. Allí, además de tener más contenido semanalmente, podremos hablar, intercambiar experiencias y enriquecernos del crecimiento juntos.

¡Vamos con los consejos que nos disteis!

Los supermercados, más involucrados con los niños

Varias de vosotras nos contestéis que en supermercados como Carrefour ya contaban con carritos pequeños que ayudan a que involucremos a los niños en la compra. De esta forma estaremos haciéndoles partícipes de todo como os contábamos en el post.

Aprovecha este lugar para hacerles, también, corresponsables. El tiempo y el esfuerzo en hacer la compra es algo que debe valorarse. Si vienen con nosotros y lo ven, nos será más fácil educarles de esta manera. Además, puede ser divertido ser el encargado de buscar y coger ciertos productos 😉

Tips para hacer la compra con niños

Nos ha sorprendido que nos habéis contado que también en algunos de ellos tienen fruta como snack gratis para los más pequeños. Así, además, ¡fomentamos hábitos saludables!

Y, sólo en algunos supermercados grandes, están estableciendo zonas con juegos o libros para que los peques se entretengan. 

Las decisiones se toman en familia

Nos encanta leer consejos así. Si habéis leído nuestro libro, sabréis que creemos en que involucrar a todos los miembros de la familia es la solución a muchos de nuestros problemas. 

Tips para hacer la compra con niños

Por eso, déjales decidir. Alguna cena, algún snack, el olor del suavizaste o el tipo de yogur. Siempre con conversación y haciéndoles entender nuestros hábitos, sanos y equilibrados. A veces nos creemos que prohibir es el camino, sin embargo la conversación y el llegar a entendimiento nos puede abrir caminos fantásticos.

La lista de la compra

Si ya empiezan a leer, nada como dejarles llevar la lista y que sean ellos los que nos organicen y dirijan en la compra. 

Como si de un mapa del tesoro se tratase, leer qué tenemos que comprar, adivinar en qué pasillo está y cogerlo, puede ser toda una aventura. ¿Cómo podemos hacer esto? Si no tenemos prisa. Si queremos comprar en media hora, no funcionará. Son niños, y los niños tienen ritmos diferentes y, sobre todo, no les preocupa llegar tarde para la hora de la cena.

Y un diez a este otro si tus niños son más peques: una lista de la compra con dibujos. ¿Puede haber algo más divertido? ¡Anímate a probarlo!

Más mercado y menos supermercado

Uno de nuestros favoritos. Si cada vez más buscamos comida “real”, ¿por qué no vamos más al mercado? Y si es con niños, este es un lugar que suele llamarles muchísimo la atención. Por los colores, el tipo de comida, el tipo de compra y las relaciones que se crean con quien te está vendiendo.

Y aún mejor, no tendrás que pelearte con ellos para que no cojan esos bollos que llevan sus dibujos favoritos en el paquete. ¡Más sano y más sencillo!

Tips para hacer la compra con niños

A comprar, sin hambre

Y lo mismo para los adultos. Ir al supermercado con hambre es un error que nos conducirá a consumir más, comprar más y, normalmente, a elecciones menos saludables.

Por supuesto, si son niños nos costará mucho más convencerles de tomar algo de fruta si están rodeados de chucherías y productos que llamen su atención. Prevenir siempre es la mejor opción.

Además, nos aconsejáis que visitemos el baño antes de entrar. ¡A veces comprar con ellos a solas te pilla desprevenido!

Tips para hacer la compra con niños

Educación económica

El valor de la comida, el precio de las verduras, la cantidad de fruta, los kilogramos, el precio por kg o por unidad…

Comprar es algo cotidiano pero que está ligado a muchas de las materias que se imparten en el colegio. Además de enseñarles la importancia de un consumo responsable, podemos aprender mucho más.

Los productos de higiene, lo primero

Este es uno de los últimos tips registrados en nuestra encuesta de Instagram. ¿Habéis pensado que el orden en que recorremos los pasillos del supermercado influye en nuestra forma de comprar? ¡Es digno de estudios!

Tips para hacer la compra con niños: paciencia y tiempo

Si reflexionamos, a veces los niños son los que más pagan este ritmo frenético que le hemos asociado a la vida adulta. Ellos no entienden de relojes, responsabilidades o prisas. No es su momento.

Ellos quieren experimentar. Descubrir, investigar, disfrutar, entretenerse, correr, jugar. Ellos son niños. Y como tales, tienen un ritmo diferente. Natural. Tratemos de respetarlo, quizá somos nosotros los que tenemos que aprender más de ellos.

¿Se os ocurre algún tips para hacer la compra con niños más? ¿Vais normalmente a la compra con los peques o preferís dejarlos con algún cuidador?

¡Hasta la semana que viene!

El equipo Hoy

Diez consejos para hacer la compra (y que no sea una odisea)

Hoy queremos compartir con vosotros diez consejos para hacer la compra que os ayudarán a realizar esta tarea de forma mucho más sencilla.

En nuestro instagram @metodohomy nos dejáis algunas dudas y dificultades que tenéis a la hora de implantar el método o de llevar a cabo algunas tareas, y una de ellas era esta.

¿Cómo puedo acertar con la periodicidad de mi compra? ¿Cuándo es el mejor momento para comprar? ¿Cómo puedo ahorrar? 

1. Saber qué tienes en tu despensa y frigorífico

En el método una de las cosas que os proponemos es empezar desde el principio y no acumular. Limpiar y ordenar la despensa y el frigorífico y saber qué tenemos en casa y qué solemos consumir. A partir de ahí, tener un producto de cada categoría.

Por ejemplo, ¿lentejas cocidas? Un bote. ¿Maíz dulce? Un pack. ¿Guisantes congelados? Una bolsa.

Evita la acumulación en todos los aspectos, incluida la despensa. Si compramos semanalmente (solo una vez en semana), podemos mejorar en este aspecto.

2. Anotar algo en cuanto se utiliza o se consume

Si tienes una lista de la compra accesible, cada vez que algo se gaste en casa, anótalo. Y si sigues la regla de la no acumulación, cuando utilices el bote de lentejas, anótalo. 

Una vez que cojas ese ritmo, tendrás la lista completa de TODO lo que hace falta y todo lo que se ha consumido.

Diez consejos para hacer la compra

3. No compres a diario, haz una compra semanal o quincenal

Nos referimos, sobre todo, a la compra que solemos hacer en supermercado. Si llevamos un buen control de cuánto comemos, con un par de meses de práctica, seremos capaces de coger el ritmo de compra semanal.

Si acudes al supermercado a diario a por algo que se ha olvidado, probablemente cada vez que vayas estarás gastando más dinero del necesario pues siempre cae algo más «por si acaso».

4. Compra fresco cada semana y en sitios de calidad

Igual que sabemos que las grandes superficies son casi inevitables por el ritmo de vida que llevamos, si te aconsejamos que los frescos como verduras, fritas y carnes y pescados, los compres en fruterías y charcuterías de proximidad.

De esta forma estaremos consumiendo comida de mayor calidad, con una sostenibilidad mayor y ayudando a la economía local.

Además muchas veces pensamos que por hacerlo así gastaremos más cuando, en la mayoría de ocasiones, la diferencia de precios es mínima. Y tampoco te robará mucho más tiempo, el día que decidas ir a comprar solo tendrás que pasar de camino a casa o bien si haces la compra en grande superficie online, agenda un día para frescos.

Diez consejos para hacer la compra

5. Si te gustan productos de distintos supermercados…

Esto es algo que suele pasar, al menos a nosotras nos pasa. Los productos de limpieza del hogar, por ejemplo, nos gustan de un supermercado concreto. Sin embargo, tienen más variedad de pastas o refrigerados en otro.

Y nos diréis, ¿entonces tengo que ir en el mismo día a dos supermercados, frutería y carnicería?

No, precisamente, también vamos a optimizar eso. El mes tiene cuatro semanas, y normalmente nos debatimos entre dos supermercados. Por tanto, iremos cada semana a uno de manera que, cada dos semanas, visitemos ambos.

Sabemos que puede parecer un rompecabezas, pero estamos seguras de que funciona, y es cuestión de práctica.

6. Cuidado con las ofertas

Cuando encontramos ofertas en un supermercado o «packs ahorro», nuestro consejo es que revises el precio/unidad del producto.

Muchas veces las marcas utilizan el pack ahorro o pack familiar como un reclamo y, en realidad, el precio por unidad es mayor.

Además, también nos incitan a comprar más cantidad que muchas veces no necesitamos y que solo nos va a llevar a la acumulación de la que tanto os hablamos.

Diez consejos para hacer la compra

7. Ir a la compra con niños

Este es otro punto que muchas de nuestras familias seguidoras nos acercan. Se les hace un mundo ir a la compra con los hijos.

El marketing de la empresa alimenticia (tan mal regulado) ofrece ganchos a los más pequeños que nos obligan a negociar con ellos una y otra vez para no comprar productos poco saludables (curiosamente las manzanas no llevan el dibujo animado de moda).

En este caso, tenemos dos opciones:

Una de ellas es acostumbrar a los niños a ir a la compra en familia y que las cosas que se compren sean las necesarias. Para ello hace falta que vayamos a comprar con tiempo, sin prisas y con paciencia, sabiendo lo que nos vamos a encontrar.

Podemos jugar con ellos a adivinar los números de los precios, mandarles a encontrar un producto (cercano y sin perderles de vista), inventarnos un juego… Con el tiempo saben que no van a conseguir productos innecesarios, entienden que la alimentación es para nutrir al cuerpo, no para comprar juguetes y todo se vuelve más fácil.

Pero no nos vamos a engañar, hay épocas en las que no es posible. Por su edad, porque no acaban de comprender, porque tenemos prisas, porque estamos agotados por una mala racha o tenemos menos paciencia.

Entonces, mejor que alguien de la familia se quede con ellos. Somos los adultos, somos los que tenemos que saber enfrentarnos con calma a la situación. Si prevemos que no será así, actuemos como adultos.

8. Compra de forma sostenible

La sostenibilidad es uno de los puntos que más vamos a tratar este año, unido con el auto cuidado. Y es que si queremos seguir disfrutando del mundo maravilloso que tenemos, debemos cuidarlo y educar a los más pequeños en el cuidado.

Trata de comprar productos sin envases. Sobre todo, los envases que podemos evitar, productos que podríamos encontrar sin envasar…

Este punto a veces cuesta, por comodidad sobre todo, pero el planeta lo necesita.

Compra sostenible

9. Aprende a leer etiquetas

Y no hace falta pasar tres horas en el super y leer todo lo que hay allí. Pero si aprendes a diferenciar un alimento saludable del que no lo es, solo tendrás que parar las primeras semanas (incluso puedes ir haciéndolo poco a poco y leer la de algunos productos cada semana).

Con el tiempo, conocerás cuál de las opciones disponibles de cada producto que consumís es la más saludable en tus supermercados habituales. Ganarás en salud.

10. Crea tu propio método

Cuando os mostramos el Método Homy, os dijimos que era un método muy preparado pero flexible. Y os invitamos a crear el vuestro propio con el esquema de Homy.

No dudes en practicar, probar e incluso anotar qué cosas os funcionan y cuales no. Al final, daréis con vuestra mejor forma de comprar.

¿Cuáles son tus hábitos en la compra? ¿Hay algún consejo que darías a quién quiere mejorar su forma de comprar?

¡Nos vemos la semana que viene!

El equipo Homy

Errores en el batch cooking y cómo evitarlos

Errores en el batch cooking

Muchos de vosotros nos escribís con algunas dudas y errores en el batch cooking, así que queremos aprovechar para resolver los principales. Igualmente, te recordamos que, como todo, la práctica será nuestra mejor aliada para ir ganando en confianza y tiempo.

¡Vamos a mejorar nuestro método!

No he planificado el menú antes del día de cocinado: me faltan ingredientes

Para este error, tenemos una buena solución: el batch cooking inverso. Te hablamos mucho de él en nuestro libro Método Homy.

Para simplificar, si no has planificado con antelación tu menú, abre tu nevera, congelador y despensa, y crea uno a partir de los ingredientes que tienes.

De esta forma puedes empezar a cocinar con lo que hay, sin necesidad de posponer el cocinado. Esta forma de hacerlo no tendrá tantos beneficios como con el batch cooking tradicional, pero es una forma de intentar adaptarlo y de empezar a implantarlo.

Recuerda siempre elaborar un menú variado, aunque si una semana no lo consigues no debes preocuparte en exceso, es la suma de nuestros hábitos lo que nos hace saludables.

Errores en el batch cooking

Errores del batch cooking: he cocinado muy poco y me falta comida

No pasa nada. Siempre será mejor esto que el siguiente caso que vamos a ver.

Para estos días en los que, por cualquier caso, no hemos calculado bien o hemos comido más de lo normal y nos hemos acabado todo, tenemos la solución.

Ten un apartado en tu recetario de: recetas en diez minutos. Hay muchas comidas que puedes hacer sin perder más tiempo. De esta forma no tienes que darle demasiadas vueltas y elegirás algo saludable.

El batch cooking quiere reducir el tiempo que pasas en la cocina. Pero cocinar antes de tiempo no es la única forma. Elegir recetas e ingredientes que se cocinen en poco tiempo es una técnica complementaria para cuidarnos.

Puedes tener un recetario tradicional en papel o crear tu propio recetario online. ¡Tienes muchas apps para hacerlo!

He cocinado de más, me va a sobrar comida

Congela. Nunca tires comida. Esta técnica quiere reducir, no solo el tiempo que tardamos en cocinar a la semana, sino el desperdicio de comida.

Por eso te recomendamos que los platos que no se puedan congelar sean los primeros que coméis en la semana. Así os aseguráis que esos se acaban y si sobra alguno de los que quedan, podéis congelar sin problema.

Errores en el batch cooking

Conservación: cuando algo se estropea

No suele ocurrir, pero puede pasar algún día. Lo mejor es la experiencia, pero en el libro tenéis una tabla con los principales alimentos y sus tiempos de conservación seguros.

Pero si ha ocurrido y algo no está bueno, anótalo. No nos cansaremos de decir que un cuaderno para el método o un cuadernito para cada bloque os ayudará a mejorar la técnica con el paso del tiempo.

Hemos encontrado esta guía de @alimentarte sobre higiene en el batch cooking que nos ha parecido súper interesante.

¡No se me ocurren ideas!

Esto es cuestión de práctica también. En instagram tienes muchísimas cuentas que comparten sus menús. También webs y sitios online donde ver el batch cooking paso a paso.

Pero si no tienes ganas o tiempo, te damos unos pequeños consejos para que te sea más sencillo:

  • Elige bases: arroz, pasta, quinoa, cous cous…
  • Siempre siempre: verduras. Combina diferentes preparaciones: asadas, al vapor, salteadas, en cremas, sopas, rehogadas… todos los platos deben llevar una ración de verduras.
  • Salsas saludables: esas verduras pueden ser tu salsa saludable. Tritura los salteados, la verdura, añade frutos secos, especias… Así varias el sabor de la salsa pero siempre es igual de sencilla.
  • Legumbres: crudas o cocidas. Las crudas siempre te darán ideas de guisos que, si tienes olla exprés, se cocinan sin que te preocupes de nada más. Y las cocidas, con alguna verdura, especias o incluso triturada en forma de hummus o albóndigas y hamburguesas.

Errores en el batch cooking

Si no es para ti, coge las ideas que se adapten a tu rutina

El batch cooking no es para todo el mundo. Y no pasa nada. Pero igual aunque no lo hagas paso a paso, puedes coger algunas de sus mejores ideas o prácticas y añadirlas a tu rutina.

Nos encanta esta forma de cocinar porque nos regala tiempo con los nuestros, que es el principal cometido que tenemos desde el principio.

Y si tienes más dudas sobre errores en el batch cooking, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Con cariño,

El equipo Homy

Consejos para ahorrar en el hogar

Consejos para ahorrar en el hogar

Estamos en Enero, el mes de la cuesta económica, según compartimos casi todas las familias. Así que hoy os traemos unos consejos para ahorrar en el hogar que esperamos que os ayuden.

Los gastos de Diciembre

Aunque cada vez intentemos estar más conciéncianos y huir del consumismo desmesurado, es cierto que el mes de Diciembre es un mes muy caro para las familias.

Sumamos comidas o cenas de Navidad, empresas, amigos, familiares… A las escapadas de planes navideños o a la cantidad de regalos que nos hacemos a adultos y niños.

Así que se van sumando gastos y llegamos a Enero con la necesidad de ahorrar.

Consejos para ahorrar en el hogar

Consejos para ahorrar en el hogar

  • Aprovecha las rebajas. Si tienes que hacer inversiones para el resto del año, es el momento. Esto no causa ahorro en ese momento pero si con vistas a un futuro. Para ello, te dejamos este post sobre cómo comprar de forma consciente en las rebajas.
  • Utiliza termostatos en casa y controla la temperatura. No nos gusta pasar frío, pero si no controlamos la temperatura del hogar, el gasto en calefacción o sistemas de calor, puede ser muy grande. Utiliza termostatos en casa que te regulen la temperatura para estar confortable, pero tampoco pasarnos.
  • Lista de la compra. En nuestro libro Método HOMY, puedes encontrar muchos trucos para ahorrar en la cocina. Uno de ellos es comprar exclusivamente lo que vayamos a gastar. Para ello es importante llevar una lista de la compra al día y no acumular.
  • Compra de temporada. Otro consejo relacionado con la alimentación es basarla en alimentos de temporada, que estarán a un precio más asequible que el resto.
  • Batch cooking. Si sigues esta técnica (de la que ya te hablamos aquí), ahorrarás también en la eficiencia energética de los electrodomésticos al cocinar.
  • Compara precios. No te decimos que vayas de un supermercado a otro anotando precios. Prueba a hacer una compra cada semana en un supermercado diferente durante un mes. Una compra básica similar en todos. Guarda los tickets y haz una revisión de cuál te conviene más en general.
  • Lavar en frío. Excepto prendas que necesiten un cuidado delicado, lavar en frío te ayudará a consumir menos electricidad semanalmente.  La mayor cantidad de energía gastada de la lavadora se utiliza para calentar el agua de la misma.
  • Controla los baños. Para ahorrar agua, mejor ducha que baño. Cuando tenemos niños lo vemos más complicado, pero podemos utilizar una ducha rápida entre semana, que además nos ahorrará tiempo en las rutinas de noche, y baños en el fin de semana.
  • Productos de segunda mano. La venta de segunda mano está de moda. Tienes muchas webs y páginas donde encontrar eso que estás buscando y que no necesitas que sea nuevo. ¡No descartes este tipo de compras para ahorrar!
  • Reutiliza y repara. Las cosas de usar y tirar son un gasto enorme y, además, no colabora con el cuidado medioambiental. Intenta reutilizar todo y darle una segunda vida a las cosas. Y si algo se rompe, valora a fondo la reparación.
  • Enseña a los niños la importancia del dinero. Si ellos ven que gestionamos, cuidamos y pensamos en qué gastamos el dinero, poco a poco irán aprendiendo. No es bueno el despilfarro o la sensación de que no importa cuánto o cómo gastemos. Explícales por qué y cómo gestionáis el dinero en el hogar y hacedles partícipes.

Consejos para ahorrar en el hogar

Planificar gastos mensuales

Para saber cuánto presupuesto tenemos para cada cosa en el hogar, lo mejor es hacer una planificación general mensual. Lo mejor es que hagas un excel o documento con los ingresos que entran en casa y los gastos fijos. Como gasto fijo puedes tener la hipoteca o alquiler, una aproximación de las facturas de luz, agua y gas, facturas de teléfonos, de internet, lo que soléis gastar en comida, extraescolares….

Pero no te olvides de gastos anuales que es mejor que vayas guardando poco a poco. Impuestos, seguros de vivienda, de coches… Si los tienes en cuenta cada mes, no tendrás que preocuparte cuando llegue la hora de pagar.

Una vez que tengas esto, puedes calcular la cantidad de dinero que podéis dedicar en vacaciones, regalos, cumpleaños, salidas, caprichos… Y controlar el ahorro también.

Tu dinero es para cuidarte y para disfrutar

Por último, hay que vivir con cabeza, con responsabilidad y con disfrute. Trabajamos mucho para poder costearnos la vida que queremos, así que cuidar donde y como gastamos ese dinero es importante.

Si tienes algún consejo que quieras compartir con nosotros no dudes en dejarlo en comentarios o escribidnos en nuestro perfil de Instagram @metodohomy

¡Hasta la semana que viene!

El equipo Homy

Compra consciente en rebajas

Compra consciente en rebajas

¡Buenos días! Para dar la bienvenida al nuevo año queremos empezar con un post que creemos muy necesario para estas fechas: la compra consciente en rebajas.

No podemos negar que estamos en una sociedad que incita (casi) constantemente al consumo a través de la publicidad y los descuentos, pero podemos y debemos tratar de analizar y decidir cómo queremos comportarnos con respecto a él.

Consumo compulsivo y acumulación

Cuando llegan estas fechas, muchas veces nos dejamos llevar por los descuentos, al parecer muy grandes, que nos harán ahorrar dinero en nuestra compra. Y a veces caemos en cosas que no necesitamos, y corremos el riesgo de la acumulación.

La acumulación de cosas materiales es uno de los principales problemas de nuestro tiempo. El precio asequible de algunas cosas hace que las compremos, como hemos dicho, sin necesidad, llegando a acumular decenas de cosas que no utilizamos.

Piensa, por ejemplo, en la ropa. ¿No tienes más de la que realmente usas? ¿Cuántos pantalones tienes? ¿Cuántos necesitas realmente?

Y con niños, los juguetes. ¿Cuántos juguetes tienen? ¿De verdad juegan a todos?

 

Compra consciente en las rebajas: qué nos conviene

En este post queremos dejarte algunas ideas que pueden ayudarte a comprar mejor en esta época. Al comprar con cabeza notarás una mejoría en el orden de tu casa, en tu economía y en tu tranquilidad, pues la acumulación nos afecta estresándonos.

Comprar en rebajas: ropa.

  • Echa un vistazo a tu armario. Al estar ordenado (en nuestro libro Método Homy encontrarás consejos para organizarlo de forma eficiente), verás fácilmente qué necesitas más. Quizá este año toque renovar ropa interior, se te ha roto algún vaquero o tienes un evento especial y necesitas un vestido. Pero si tienes dos camisetas básicas blancas, no es el año de comprar otra. Es como hacer la lista de la compra, pero con tu ropa.
  • Si tienes niños, es bueno que conforme vayas notando la necesidad de ciertas cosas, las anotes. Por ejemplo, si los pijamas se le están quedando pequeños, anótalos en una lista en tu agenda o cuaderno de trabajo Homy y ya sabrás que tienes que comprarlos en el período de rebajas.
  • Adelántate a próximas temporadas. Si no tienes excesiva ropa, más o menos sabes lo que tienes en cada temporada. Ahora en Enero ponen muchas cosas de rebajas que son de temporada de verano. Sabemos que con el frío no apetece comprar bañadores, pero es el mejor momento. Igual pasa en verano con las prendas como el jersey. Compra de cara al futuro.
  • Igual puedes hacer con los niños, excepto si son muy bebés. Si son demasiado pequeños predecir la talla es (casi) imposible, pero si ya son algo más mayores puedes suponer la talla de la temporada siguiente. Si tiene de dos a tres años, compra la talla 3/4. Ojo, siempre conociendo el tallaje de tu tienda habitual, hay marcas que la talla 3, por seguir con el ejemplo, es más pequeña que en otras.
  • Calzado. Es quizá de las cosas más importantes a la hora de vestir, en adultos y niños. Y si es de buena calidad, caro. Las rebajas es el mejor momento para comprar el calzado. En niños es más difícil para otras temporadas, pero conforme crezcan también podrás hacerlo.

Compra consciente en rebajas

Compra consciente en rebajas: electrodomésticos

Algo en lo que merece la pena invertir es en buenos electrodomésticos. Si tienes alguno en mal estado y no se puede reparar, es el mejor momento. Compara precios y, sobre todo, procura que sean de alta eficiencia energética. Son algo más caros pero sin duda es la mejor solución.

Cuidado personal

También es buen momento para comprar artículos de cuidado personal, que normalmente suponen un gasto extra. Por ejemplo buena cosmética o cuidado facial y corporal.

  • Antes de mirar nada, haz limpieza y organización si fuera necesario de las que tienes en casa. Tira las caducadas y las que lleven abiertas más tiempo del recomendado (lo puedes encontrar en el envase).
  • Procura comprar marcas que sean respetuosas con el medio ambiente (puedes encontrar muchas en el mercado).
  • Crea rutinas (si es por escrito mejor) con los productos que vayas a comprar, así generarás hábitos. Céntrate en lo que verdaderamente necesitas, si en tu rutina no vas a incluir un serum, no lo compres. Compra lo que realmente vayas a utilizar.

Compra consciente en rebajas

Otras compras

Como todo, también utilizamos esta época para darnos algunos caprichos que normalmente están fuera de nuestro alcance. No es que no podamos darlos, pero sí que siempre ante una compra debemos hacer pequeñas reflexiones.

Comprar de manera consciente, consumir de manera consciente y vivir de manera consciente nos ayudará a gestionar, organizar y actuar acorde con nuestros principios.

Orden en casa: cada cosa en su lugar

Y no olvides que cuando entra algo nuevo en casa, sea lo que sea, hay que asignarle un lugar. En nuestro libro, en el Bloque de Orden en casa te hablamos más de este tema.

Lo que no tiene un lugar asignado, estará desordenado.

Compra consciente en rebajas

 

¡Nos vemos en redes!

El equipo Homy

Rutinas de tareas en el hogar

Rutinas de tareas en el hogar

Hoy os queremos hablar de otro de los bloques que vais a encontrar dentro del Método Homy: rutinas de tareas en el hogar para que la vida sea más sencilla.

Aprovechamos para recordaros que esta semana es la última de la preventa del método, así que si todavía no lo has hecho aprovecha, ya que estamos regalando un taller online para todos los que hagan su reserva en el mes de noviembre.

Cómo hacer las tareas del hogar: define cuáles son.

El primer paso que necesitamos dar en el camino de una gestión mejor de las tareas que llevamos a cabo en casa sería definir cuáles son las mismas. 

Según el número de miembros de la familia, el tamaño de tu casa, el número de habitaciones, si tenéis mascotas… Las tareas serán unas u otras.

Por ejemplo, no es lo mismo hacer la colada para dos que para seis. O cocinar para tres que para cinco. Así que define cuáles son las tareas de tu hogar para poder planificarlas. Concreta después cuáles son diarias, semanales y mensuales. Te vendrá genial para hacer bien el el reparto cuando te sientes a planificar.

Definir nuestro tiempo de trabajo.

Igual que hacemos en nuestros trabajos fuera de casa, las tareas del hogar es importante medirlas en tiempo. Y, además, saber de cuánto tiempo disponemos cada día para dedicarnos a ellas.

Si los niños tienen toda la tarde de extraescolares el miércoles, quizá es el mejor día para dedicar a algo que nos lleve mas tiempo. Si, en cambio, los lunes apenas nos sobra un minuto, lo dedicaremos a la limpieza rápida de baños.

Ser realistas con el tiempo que tenemos disponible para el hogar nos ayuda a no absorber más de lo que podemos y a saber qué cosas sí que podemos hacer y cuáles son materialmente imposibles.

Dedicar un rato cada día a nuestra casa.

Siempre será mejor cuadrar tiempos y dedicar un rato cada día al cuidado de la casa que pasarnos el fin de semana siendo “esclavos” de ella.

Nosotras hacemos una estancia por día en cuanto a limpieza se refiere. Así siempre mantenemos un nivel de limpieza óptimo y no hacemos maratones interminables.

Limpiar y recoger un lugar ordenado.

Este punto es fundamental. No es igual limpiar y recoger un hogar ordenado que hacerlo en uno que es un verdadero desastre.

Si cada cosa tiene su lugar y este se respeta, cuando vamos a limpiar no tenemos problemas. Lo mismo que si recogemos las cosas cuando las utilizamos, el tiempo dedicado a la casa se reduce a menos de la mitad.

 Ya os hemos hablado y os hablaremos sobre los efectos del orden en nuestra vida, pero este es uno de ellos. 

Disfruta de las tareas.

Y no, no decimos que sea divertido planchar o fregar los platos. Pero el caso es que todas las tareas del hogar las vamos a tener que hacer todos los días de nuestra vida.

Todos.

Así que mejor si no nos lo tomamos como una carga y una lucha sino como un momento más del día. Aprovechad para poneros esa canción que tanto os gusta, un podcast que os acompañe o esa serie que se os resiste porque no encontráis el momento de verla.

Haced de esos momentos algo entretenido.

La regla del mantenimiento.

Lo más importante de todo es no dejar que se nos acumule. A veces será inevitable, lo sabemos. Pero la procrastinación de las tareas del hogar solo nos llevará a tener más trabajo el fin de semana y menos tiempo de ocio con los nuestros.

Por eso somos muy «amigas» de las rutinas. Todo lo que consigamos convertir en rutina formará parte de nuestro día a día.

Reparto de tareas: cómo hacer las tareas del hogar en familia.

Ahora bien, la casa es cosa de todos los miembros que en ella viven. Esta es una de las partes más importantes, pues no es igual recoger cosas de cinco personas que las tuyas propias. 

Si todos los miembros de la familia participan de una forma u otra en el mantenimiento de ese orden y limpieza, más aún veremos reducida la carga mental y tiempos de trabajo. 

En cuanto a las tareas con niños, en el libro tenéis un capítulo dedicado exclusivamente a ello. Sin embargo os adelantamos que, no sólo es posible, sino recomendable en todos los aspectos.

Con cada cosa nueva que aprenden desarrollan sus habilidades y, además, les estamos educando en el respeto por los demás y por todos los miembros de la familia con la que convives.

Conoce tu hogar y disfruta de cuidarlo.

Quizá llegar a disfrutar de las tareas del hogar es algo idílico. Sin embargo, si llevamos una rutina que no nos ahogue, podemos empezar a verlas como otra forma más de cuidarnos y de cuidar a los nuestros.

Entre todos ponemos de nuestra parte para vivir en un hogar ordenado, limpio y feliz. Y, entre todos también, conseguiremos que el tiempo dedicado a él sea equilibrado para poder disfrutar de nuestra vida personal.

¡Nos vemos la semana que viene!

El equipo Homy.

Ahorra tiempo y dinero con el batch cooking

Ahorra tiempo y dinero con el batch cooking

¿Quién no se ha saturado por no saber qué hacer de comer o cenar hoy? Te vamos a contar como ahorrar tiempo y dinero con el batch cooking y cómo empezar con esta práctica.

¿Qué es el batch cooking?

Primero, por si queda alguna duda, os queremos contar qué es el batch cooking. Se trata de una forma de organización en la cocina mediante la cual puedes cocinar en tan solo dos horas la comida de toda la semana.

Así, durante el resto de días lo único que tienes que hacer es calentar la comida o mezclar ciertas partes o ingredientes para consumirlas.

Ventajas del batch cooking

  • Ahorro de tiempo de cocinar durante la semana. Tan solo unos minutos para calentar y preparar la comida. Por no hablar del tiempo que tardamos en pensar qué podemos comer.
  • Ahorro de energía, pues aprovechamos el calor de fuegos, horno, etc. Además, solo los encendemos una vez.
  • Ahorro de dinero, ya que compramos solo lo necesario, sin despilfarrar en comida que no vayamos a consumir y en energía al aprovechar el calor residual.
  • Menos desperdicio de comida. Por la misma razón, tiramos menos comida. Aprendemos a comprar lo justo, cocinar lo justo y no tiramos nada.
  • Come más sano. ¿También? Pues sí. Está demostrado que al ir con prisas, cocinar y decidir con prisas qué comer nos hace realizar elecciones menos saludables. Si está todo organizado es mucho más probable que comas sano.
  • Probar nuevas recetas. Si cocinas con prisa y estrés, no tendrás ganas ni tiempo de innovar. Si tienes un tiempo más amplio, seguro que te apetece probar nuevos sabores.
Ahorra tiempo y dinero con el batch cooking

¿Cómo empezar?

Esta técnica, como todo, requiere su práctica. Al principio no te será fácil, verás algunos inconvenientes y a lo mejor piensas que no es para ti. Pero te aseguramos que con el tiempo verás todas las ventajas que te puede ofrecer.

Prepara un menú semanal y ahorra tiempo y dinero con el batch cooking

Este es el primer paso. Si queremos cocinar para una semana, debemos tener claro qué vamos a cocinar y qué ingredientes vamos a necesitar. Así que el paso de realizar el menú es fundamental.

A partir de ese menú puedes hacer una lista de la compra, una lista de batch cooking para organizar el cocinado o lo que te resulte más sencillo.

¿No sabes qué cocinar? Siempre puedes buscar ideas en webs, blogs y perfiles. En una de nuestras webs martarivasrius.com puedes encontrar propuestas semanales para toda la familia.

Ahorra tiempo y dinero con el batch cooking

Organiza el cocinado

Es importante tener en cuenta a la hora de realizar el menú que nos organicemos antes de cocinar. Así el tiempo estará mejor repartido, aprovecharemos el horno, los fuegos, el calor…

Lo mejor es tener recetas que utilicen diferente electrodomésticos. Aprovechar el horno, utilizar el procesador, la olla exprés, las ollas tradicionales, la vaporera…

Conserva adecuadamente

Siempre surgen las mismas dudas: ¿y la comida no se pone mala? La respuesta es sencilla: si la conservas de forma adecuada, no.

Debemos utilizar recipientes herméticos, preferiblemente de cristal y que protejan las cualidades de los alimentos. Si dispones de una máquina de vacío (es una buena inversión si decides seguir con esta técnica en el futuro) podrás despreocuparte del todo.

Conoce todos los detalles en profundidad en nuestro Método Homy

Si lo que quieres es conocer todos los detalles y seguir una guía punto por punto, en nuestro libro encontrarás lo que buscas. Además, en él te proponemos un menú familiar elaborado por una profesional de la nutrición con un ejemplo de cómo realizar el batch cooking en él paso por paso.

Te recordamos que tienes la preventa del libro aquí y que puedes elegir tu formato: papel o ebook. Además, entrarás gratis al primer taller online del método, en el que puedes conseguir más recursos.

¡Nos vemos la semana que viene! Y mientras, te esperamos en las redes.

El equipo Homy

Preventa Método Homy: ¡Reserva ya nuestro método!

Bienvenidos a la web de Método Homy.

Aquí vais a encontrar contenido semanal que, unido al que también encontrarás en @metodohomy, nuestro perfil de Instagram, irán haciendo de esta experiencia de organizar tu familia algo sencillo y en compañía.

¿Quieres ser de los primeros en aprender con nosotras? ¡Tienes un regalo esperando!

Ya ha comenzado la preventa de nuestro primer libro y queremos que seas de los primeros en tenerlo. Así que te damos la oportunidad, no solo de llevarte el libro dedicado por una de nosotras, sino de tener un regalo más.

Si reservas ahora tu libro (ya sea en formato ebook o digital), te llevas de regalo el primer taller práctico online con nosotras. En él vamos a ayudarte a poner en práctica todo lo que te contamos y podrás resolver todas tus dudas.

Rellena este formulario y asegura tu plaza.

Si te has animado, te dejamos un formulario donde puedes reservar el libro en el formato elegido. Una vez que salga a la venta, recibirás un correo de nuestra parte para darte el enlace de compra.

FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN.

Ahora mismo no tienes que hacer ningún pago, podrás hacerlo directamente a Amazon o en web cuando el libro salga a la venta definitivamente.

Será a ese mismo email que nos facilites al que enviaremos las claves de conexión al taller online que estamos preparando para principios del año que viene donde te ayudaremos a poner en práctica todo lo aprendido.

Una vez más, gracias por la confianza que has depositado en nosotras. Este es el comienzo de un bonito camino de aprendizaje conjunto. ¡Gracias por recorrerlo de nuestra mano!

Un abrazo,

El equipo Homy.