Diez consejos para hacer la compra (y que no sea una odisea)

Hoy queremos compartir con vosotros diez consejos para hacer la compra que os ayudarán a realizar esta tarea de forma mucho más sencilla.

En nuestro instagram @metodohomy nos dejáis algunas dudas y dificultades que tenéis a la hora de implantar el método o de llevar a cabo algunas tareas, y una de ellas era esta.

¿Cómo puedo acertar con la periodicidad de mi compra? ¿Cuándo es el mejor momento para comprar? ¿Cómo puedo ahorrar? 

1. Saber qué tienes en tu despensa y frigorífico

En el método una de las cosas que os proponemos es empezar desde el principio y no acumular. Limpiar y ordenar la despensa y el frigorífico y saber qué tenemos en casa y qué solemos consumir. A partir de ahí, tener un producto de cada categoría.

Por ejemplo, ¿lentejas cocidas? Un bote. ¿Maíz dulce? Un pack. ¿Guisantes congelados? Una bolsa.

Evita la acumulación en todos los aspectos, incluida la despensa. Si compramos semanalmente (solo una vez en semana), podemos mejorar en este aspecto.

2. Anotar algo en cuanto se utiliza o se consume

Si tienes una lista de la compra accesible, cada vez que algo se gaste en casa, anótalo. Y si sigues la regla de la no acumulación, cuando utilices el bote de lentejas, anótalo. 

Una vez que cojas ese ritmo, tendrás la lista completa de TODO lo que hace falta y todo lo que se ha consumido.

Diez consejos para hacer la compra

3. No compres a diario, haz una compra semanal o quincenal

Nos referimos, sobre todo, a la compra que solemos hacer en supermercado. Si llevamos un buen control de cuánto comemos, con un par de meses de práctica, seremos capaces de coger el ritmo de compra semanal.

Si acudes al supermercado a diario a por algo que se ha olvidado, probablemente cada vez que vayas estarás gastando más dinero del necesario pues siempre cae algo más «por si acaso».

4. Compra fresco cada semana y en sitios de calidad

Igual que sabemos que las grandes superficies son casi inevitables por el ritmo de vida que llevamos, si te aconsejamos que los frescos como verduras, fritas y carnes y pescados, los compres en fruterías y charcuterías de proximidad.

De esta forma estaremos consumiendo comida de mayor calidad, con una sostenibilidad mayor y ayudando a la economía local.

Además muchas veces pensamos que por hacerlo así gastaremos más cuando, en la mayoría de ocasiones, la diferencia de precios es mínima. Y tampoco te robará mucho más tiempo, el día que decidas ir a comprar solo tendrás que pasar de camino a casa o bien si haces la compra en grande superficie online, agenda un día para frescos.

Diez consejos para hacer la compra

5. Si te gustan productos de distintos supermercados…

Esto es algo que suele pasar, al menos a nosotras nos pasa. Los productos de limpieza del hogar, por ejemplo, nos gustan de un supermercado concreto. Sin embargo, tienen más variedad de pastas o refrigerados en otro.

Y nos diréis, ¿entonces tengo que ir en el mismo día a dos supermercados, frutería y carnicería?

No, precisamente, también vamos a optimizar eso. El mes tiene cuatro semanas, y normalmente nos debatimos entre dos supermercados. Por tanto, iremos cada semana a uno de manera que, cada dos semanas, visitemos ambos.

Sabemos que puede parecer un rompecabezas, pero estamos seguras de que funciona, y es cuestión de práctica.

6. Cuidado con las ofertas

Cuando encontramos ofertas en un supermercado o «packs ahorro», nuestro consejo es que revises el precio/unidad del producto.

Muchas veces las marcas utilizan el pack ahorro o pack familiar como un reclamo y, en realidad, el precio por unidad es mayor.

Además, también nos incitan a comprar más cantidad que muchas veces no necesitamos y que solo nos va a llevar a la acumulación de la que tanto os hablamos.

Diez consejos para hacer la compra

7. Ir a la compra con niños

Este es otro punto que muchas de nuestras familias seguidoras nos acercan. Se les hace un mundo ir a la compra con los hijos.

El marketing de la empresa alimenticia (tan mal regulado) ofrece ganchos a los más pequeños que nos obligan a negociar con ellos una y otra vez para no comprar productos poco saludables (curiosamente las manzanas no llevan el dibujo animado de moda).

En este caso, tenemos dos opciones:

Una de ellas es acostumbrar a los niños a ir a la compra en familia y que las cosas que se compren sean las necesarias. Para ello hace falta que vayamos a comprar con tiempo, sin prisas y con paciencia, sabiendo lo que nos vamos a encontrar.

Podemos jugar con ellos a adivinar los números de los precios, mandarles a encontrar un producto (cercano y sin perderles de vista), inventarnos un juego… Con el tiempo saben que no van a conseguir productos innecesarios, entienden que la alimentación es para nutrir al cuerpo, no para comprar juguetes y todo se vuelve más fácil.

Pero no nos vamos a engañar, hay épocas en las que no es posible. Por su edad, porque no acaban de comprender, porque tenemos prisas, porque estamos agotados por una mala racha o tenemos menos paciencia.

Entonces, mejor que alguien de la familia se quede con ellos. Somos los adultos, somos los que tenemos que saber enfrentarnos con calma a la situación. Si prevemos que no será así, actuemos como adultos.

8. Compra de forma sostenible

La sostenibilidad es uno de los puntos que más vamos a tratar este año, unido con el auto cuidado. Y es que si queremos seguir disfrutando del mundo maravilloso que tenemos, debemos cuidarlo y educar a los más pequeños en el cuidado.

Trata de comprar productos sin envases. Sobre todo, los envases que podemos evitar, productos que podríamos encontrar sin envasar…

Este punto a veces cuesta, por comodidad sobre todo, pero el planeta lo necesita.

Compra sostenible

9. Aprende a leer etiquetas

Y no hace falta pasar tres horas en el super y leer todo lo que hay allí. Pero si aprendes a diferenciar un alimento saludable del que no lo es, solo tendrás que parar las primeras semanas (incluso puedes ir haciéndolo poco a poco y leer la de algunos productos cada semana).

Con el tiempo, conocerás cuál de las opciones disponibles de cada producto que consumís es la más saludable en tus supermercados habituales. Ganarás en salud.

10. Crea tu propio método

Cuando os mostramos el Método Homy, os dijimos que era un método muy preparado pero flexible. Y os invitamos a crear el vuestro propio con el esquema de Homy.

No dudes en practicar, probar e incluso anotar qué cosas os funcionan y cuales no. Al final, daréis con vuestra mejor forma de comprar.

¿Cuáles son tus hábitos en la compra? ¿Hay algún consejo que darías a quién quiere mejorar su forma de comprar?

¡Nos vemos la semana que viene!

El equipo Homy

Comparte

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

4 comentarios en “Diez consejos para hacer la compra (y que no sea una odisea)”

  1. Yo sigo todos los consejos qué dais y la verdad creo que me va muy bien asi , ni acumulo ni desperdicio, y de momento mi peque no pide en el super , veremos en unos meses 😂 jn abrazo

    Responder
    • ¡Si llega sabrás gestionarlo! Al final es acostumbrarnos a hacer las cosas con ellos y sus ritmos… Y el tema de no acumular y no desperdiciar es de sobresaliente 🙂

      Responder

Deja un comentario

También te pueden gustar

#yomequedoencasa y muy entretenid@

En el post de hoy hemos recopilado el mejor entretenimiento para que el aburrimiento no se apodere de vuestro hogar en estos días de confinamiento.

Tips para hacer la compra con niños

Tips para hacer la compra con niños

¡Hola! Hace un par de semanas os dejamos un post con una serie de consejos para hacer mejor la compra. Y gracias a unos stories